Entrevista con David L’Epée: “Solo soy un observador curioso atraído por zonas conflictivas”

Traducción de Juan Gabriel Caro Rivera La edición de Livres Noirs publica un panfleto de David L’Epée titulado Socialismos asiáticos: ¿Oriente sigue siendo rojo? que reúne algunos de los textos del autor dedicados a los modelos del socialistas chino y norcoreano. Entrevista con un entusiasta del Asia, que lleva diez años escribiendo en las páginas de Rébellion.

¿Cuál fue la génesis de la publicación de este folleto?

Habiendo publicado varios artículos breves en los últimos años dedicados a Corea del Norte (1), había comenzado a trabajar en un artículo más profundo sobre la historia de este extraordinario país y, en particular, la historia especial de su propio país. Un artículo que quería proponer a Rébellion porque, como bien saben algunos de nuestros colaboradores, ¡estoy pensando en particular en nuestro amigo Thibault Isabel que, como yo, usa y abusa de este privilegio! – esta revista tiene la ventaja sobre otras de ofrecer amplios rangos de expresión a sus colaboradores, lo que permite publicar artículos extensos, tomándose el tiempo para llegar al fondo de las cosas y hacer análisis en profundidad que serían imposible en el modelo corto de una crónica de una o dos páginas. Solo que resultó que este artículo, incluso dividido en partes, no era publicable como estaba en la reseña, que realmente había cruzado la línea esta vez… Por eso Olivier Gnutti y Louis Alexandre me propuso publicar este texto en forma de folleto (algo en el mismo modelo que el que habían publicado unos años antes a Costanzo Preve) (2), junto con otros dos textos dedicados al socialismo chino.

De la revista al folleto, podemos decir que el círculo se ha cerrado porque uno de sus primeros artículos publicados en Rébellion ya hablaba de China.


De hecho, era una serie de reflexiones que habíamos publicado bajo el título Crónicas chinas (3) y que había escrito a mi regreso de una estancia de un año en el Reino Medio. Había regresado de este largo viaje con el manuscrito de un libro, Les Enfants de Yugong(subtitulado Comment la Chine déplace les montagnes), que había presentado a varios editores; aprovecho esta oportunidad para agradecer a Slobodan Despot, de las ediciones de Xénia, que me habían dado algunos buenos consejos, pero que finalmente no salieron, por el hecho de que luego fui tomado por un cierto número de casos (todavía estaba, lo confieso, en pleno período militante …). Según los dos editores que se habían interesado por mi manuscrito, tuvo la culpa de ceñirse a una actualidad demasiado concreta, la del gobierno chino de Hu Jintao, inmerso en la preparación de los Juegos Olímpicos de 2008. por lo tanto, un libro para ser lanzado inmediatamente o nunca, y no supe cómo reaccionar lo suficientemente rápido, lo que no me entristece más que eso porque este libro tuvo, me doy cuenta al leerlo de nuevo hoy, muchos defectos, y si tuviera que reescribirlo, haría algo bastante diferente con él. Recuerdo una línea de Sartre, que me citó uno de estos dos editores, que decía que la literatura de actualidad es como un plátano: hay que comerlo en el árbol. Estoy bastante de acuerdo con eso.  

¿Tiene algo que ver con este manuscrito inédito y los dos textos de su folleto dedicados al socialismo chino?


Indirectamente sí. Uno de estos textos es la transcripción parcial de una entrevista que concedí a mi regreso de China en el programa La Radio Vraiment Libre (RVL) dirigida por mi amigo Patrick Berger (4) quien, si no me equivoco, ocupaba aún en el momento las funciones en una plaza local del PCF. Lo recuerdo muy bien, grabamos el espectáculo en Saint-Ouen y admito que, habiendo regresado recientemente a nuestra querida Europamulti-kulti, ¡el contraste visual entre Beijing y Saint-Ouen fue bastante sorprendente! El otro texto, que es un texto sustantivo, y que titulé Parti de rien, parti de tous (¡no todo el mundo tiene el talento del Canard enchaîné para encontrar títulos pegadizos!), es la versión reescrita de un capítulo de mi libro dedicado a la doctrina económica del Partido Comunista Chino. Un texto que no se consume como un plátano fuera de temporada sino como un bodegón, una especie de congelación del estado de fuerzas y divisiones del Partido en un momento dado, el del año 2006 -2007, período durante el cual pude ver en el lugar lo que era, hacer mi propia investigación y conocer a varios actores del ámbito político, sindical y asociativo. Este declive temporal ahora me da más seguridad en los supuestos que hice en ese momento (en particular, el de las relaciones estratégicas entre el desarrollo social de China y su ascenso al poder dentro de la globalización) y que parecen haber sido verificados a grandes rasgos. Por otro lado, no podría hacer este mismo tipo de análisis para la China actual, el de la presidencia de Xi Jinping, todavía es demasiado pronto y parece realmente difícil verlo con claridad en estos momentos. Quizás en unos años…

Hablas de China en función de tu conocimiento personal del país, pero no puedes decir lo mismo de Corea del Norte…

Esto es cierto, y esta inexperiencia práctica es quizás el talón de Aquiles de este folleto. He estudiado extensamente la cuestión del socialismo norcoreano (“socialismo”, al que idealmente debería añadir muchas comillas, como comprenderán mis lectores) pero sólo tengo un conocimiento teórico de este sistema tan extraño. Por eso, como periodista, pronto propondré a Rébellion una entrevista con alguien que fue a Corea del Norte hace unos meses, a quien conocí recientemente y que tuvo la amabilidad de compartir su testimonio conmigo – un testimonio bastante asombroso como verá. Dicho esto, estoy considerando cada vez más tomar las medidas necesarias para llegar allí, en condiciones que aún no se han definido. No soy ni un fanático ni un enemigo del régimen, solo un observador curioso y, por lo tanto, inevitablemente atraído por áreas conflictivas, esos otros espacios irreductibles que parecen a primera vista escapar de lo que se nos presenta como historia en movimiento. Mi primer artículo publicado en Suiza a mi regreso de China se tituló Exotismo en el corazón de la globalización5. Una especie de búsqueda personal a la que siempre vuelvo…

Notas:

1. Par exemple : Corée du Nord : derrière les mots de la propagande (dans le n°144 d’Eléments, juillet-septembre 2012) et Comprendre la Corée du Nord (dans le n°162 d’Eléments, septembre-octobre 2016)

2Hommage à Costanzo Preve: textes et entretiens, OSRE, 2014

3. Article en deux parties paru dans les n°28 et 29 de Rébellion, entre janvier et avril 2008

4La Chine pour les nuls (RVL, février 2008) – l’émission, d’une durée de deux heures, est disponible sur YouTube.

5L’exotisme au cœur de la mondialisation, in. Le Cafignon, octobre 2007

Fuente: http://rebellion-sre.fr/entretien-david-lepee-suis-observateur-curieux-attire-zones-troubles/

Laisser un commentaire

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.